Parque Nacional Sierra de Bahoruco (PNSdB)

Note: The data were entered in the language of the country of origin (English, French or Spanish) and there is no translation available yet.

Chapter 3. SITE DESCRIPTION

d - Human population and current activities

Inhabitants inside the area or in the zone of potential direct impact on the protected area:


Inside the area In the zone of potential direct impact
Permanent Seasonal Permanent Seasonal
Inhabitants 1000 not given not given not given

Comments about the previous table:


Según SEMARENA (2005), de forma itinerante sólo residían poco más de 1000 personas dentro del PNSdB. Esta inferencia se basa en el hecho de que hay unos 19 parajes que tienen un 50% o más de su demarcación dentro del Parque Nacional, que son: Sumbú, Sitio Nuevo, El Mogote, Higo Grande, Manacle, Bucán Tanzón (localmente este topónimo lo refieren como Boca de Tanjón o Bucán Tanjón), Jurungo, Los Arroyos, Río Arriba, El Aguacate, Charco Naranjo, El Guayabo, Monte Palma, El Limonal, Polo Arriba, José Olivares y El Tunal (un asentamiento de reciente ocupación, incluso sin viviendas formales, para la explotación del bosque seco). En observaciones de campo, la impresión es que sólo un 1/3 de esta población censada está permanentemente en dichos asentamientos, es decir, poco más de 300 personas.

Description of population, current human uses and development:


Usos humanos actuales

Agropecuaria. Existe algo de actividad agrícola dentro de los límites del parque, particularmente en la vertiente sur. Esta consiste en cultivos de ciclo corto (especialmente habichuelas o frijoles, guandules, maíz, auyama, etc). En la parte alta de Los Arroyos, el cultivo de aguacate ocupa pequeños terrenos del parque. En menor medida hay también pastoreo de ganado vacuno, de chivos (cabras) y ovejos.

Productos del bosque. La extracción de varas para empalizadas y vigas para construcción, corte de madera para fabricación de carbón vegetal y extracción de guaconejo (Amyris; cuyo aceite esencial se utiliza en perfumería) son los principales productos que se sacan de los bosques del PNSdB. Esto se ha controlado en un 70% en la vertiente Norte del parque gracias a proyectos que la Sociedad Ornitológica y el Ministerio están realizando, recientemente se empezó a trabajar en la Vertiente Norte y se espera los mismos resultados en 3 o 4 años.

Extracción de fauna. En algunas partes del parque se extraen los pichones o polluelos de cotorra para venderla como mascotas, algo considerado no sostenible, dado el grado de amenaza de la especie, el Ministerio Ambiente en conjunto de con la Sociedad Ornitológica de la Hispaniola y CITES trabajan para controlar el comercio y la captura de esta especie, pero mayores medidas se necesitan.

Turismo. El PNSdB representa el mejor lugar para el aviturismo del país. Hay una incipiente organización de estas actividades en la vertiente norte mediante senderos y señalización, particularmente en el

sendero de Rabo de Gato (próximo a Puerto Escondido) y en la zona de Zapotén, a cargo de la compañía Tody Tours, la Cua tours, Ecotour Barahona, Explora Dominicana y la Sociedad Ornitológica de la Hispaniola. Se ha señalizado además un sendero para la observación de aves en el Sector de Los Arroyos, en la parte sur. El número de avituristas que pernoctan una noche en esta zona se estima en unos 300 al año (Kate Wallace de Tody Tours, pers. comm 2014). Con nuestro Ministerio, el Proyecto de Reingeniería de Áreas protegidas y la Sociedad Ornitológica de la Hispaniola han realizado la estrategia de Ecoturismo del Parque Sierra de Bahoruco y se ha creado recientemente la Asociación de Guías de Puerto Escondido, se está mejorando el Centro de Visitantes del Hoyo Pelempito (vertiente Sur) y se ha creado el Centro de Visitantes del Área Protegida en la comunidad de Puerto Escondido (vertiente norte). Además se está diseñado folletería entre las destacadas es la guía de uso público y guía de fauna para el visitante, también se realizará un área de acampada en el área de Zapoten.

También hay visitación al PNSdB en la zona del mirador ubicado en El Aceitillar, pues tiene una hermosa vista panorámica del impresionante Hoyo de Pelempito (gigantesca depresión de la Sierra). Algunas localidades conocidas por la presencia de especies particulares, como el Pico Cruzado, el sendero de la Charca y las minas viejas de Bauxita son lugares donde se puede encontrar la Golondrina Verde, estos lugares y otros dentro del Parque Nacional son visitadas por fotógrafos y aficionados a la fotografía, aventureros y público en general.



Desarrollo

Las provincias de Pedernales e Independencia, donde se encuentra el PNSdB están entre las más pobres del país, ocupando las posiciones 27 y 23 (de un total de 31) en cuanto al índice de pobreza humana (siendo la posición 31 la provincia más pobre; ODH 2008). Existe muy poco empleo formal. Los habitantes del entorno próximo al parque sobre los 800 m viven de la agricultura migratoria y de subsistencia, básicamente en las comunidades de la vertiente Sur del parque, como Los Arroyos, Bella Vista, Higo Grande, El Mogote, entre otras. Existen empresarios en Los Arroyos que siembran mayormente aguacates de exportación. Todavía se conservan algunos sectores cafetaleros en esas comunidades, pero muchos otros han sido abandonados o sustituidos por otros cultivos en los últimos 10 a 15 años, en particular debido a las plagas que azotan el café (roya y broca). Por otra parte, hay una débil actividad ganadera en esos parajes y en otros de la vertiente Oriental y Septentrional, como El Limonal, La Sabana, Maniel Viejo y Monte Palma.

Por debajo de los 800 msnm hay una agricultura intensiva de pequeña escala instalada en los asentamientos de Mencía, Aguas Negras, La Altagracia, Las Mercedes, El Higüero, Los Saladillos, Angostura, Río Arriba, Palmar Dulce, Mella, Puerto Escondido y El Limón.

De forma general la ganadería que se ubica en la periferia del Parque es caprina y vacuna, extensiva y de baja productividad. Sin embargo, provoca un serio impacto, porque los ganaderos desmontan el bosque para sembrarlo de pastos, generalmente exponiendo el karst o lapiaz (múcara). Sin embargo en localidades concretas como Mapioró y El Higüero existen algunas iniciativas para estabular el ganado caprino.

La minería provee de empleos en algunos poblados como Pedernales y Las Mercedes. En la concesión de Cementos Andinos y la IDEAL Dominicana se explota la caliza miocena pedernales, que utilizan en la

fabricación de cemento Portland, además la empresa Ideal Dominicana se dedica a vender agregados. Estas dos empresas generan aproximadamente 500 empleos directos en la ciudad de Pedernales (Juan Camilo Álvarez - Cementos Andinos, pers. comm 2014). Recientemente (finales de 2014) la empresa DOVENCO está extrayendo bauxita de una acumulación abandonada por ALCOA en Las Mercedes. El número de empleos generado por esta empresa es de 1,000, que además incluye unas cuantas decenas de camioneros transportistas que trasladan el mineral hacia el puerto de Cabo Rojo para su exportación. En Los Saladillos existe una explotación de gravas que emplea a un número indeterminado de personas.

El gran empleador en el entorno del Parque y en la Reserva es el Gobierno Dominicano, a través de los Ministerios de la Armada, Educación, Salud Pública, Agricultura, Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como las Direcciones Generales de Migración, Aduanas y Desarrollo Fronterizo.

La actividad comercial es reducida en el entorno del PNSdB, aunque existen una serie de productos que se venden satisfactoriamente en los mercados fronterizos de Jimaní y Pedernales. Además, los dominicanos venden a los haitianos en estos mercados productos variados, básicamente manufacturados pero también primarios. Entre los primeros están: pasta de dientes, azúcar, productos de limpieza, ketchup, cervezas, maltas, papel de baño, ron, entre otros. Los productos primarios son escasos, como coco y plátano. El carbón es muy demandado por los haitianos, especialmente en el mercado de Jimaní. Los haitianos venden a los dominicanos básicamente productos primarios, como arroz, habichuela, papa, ajo, cebolla, aguacates, entre otros. Las manufacturas que venden los haitianos son: ropa, perfumes, cosméticos, aceite de cocinar, entre otros. Existe un mercado informal en Zapotén (La Lona), donde los haitianos venden a los dominicanos productos primarios.

 

Activities Current human uses Possible development Description / comments, if any
Tourism unknown unknown Con nuestro Ministerio, el Proyecto de Reingeniería de Áreas protegidas y la Sociedad Ornitológica de la Hispaniola han realizado la estrategia de Ecoturismo del Parque Sierra de Bahoruco y se ha creado recientemente la Asociación de Guías de Puerto Escondido, se está mejorando el Centro de Visitantes del Hoyo Pelempito (vertiente Sur) y se ha creado el Centro de Visitantes del Área Protegida en la comunidad de Puerto Escondido (vertiente norte).
Fishing unknown unknown Existe muy poco empleo formal. Los habitantes del entorno próximo al parque sobre los 800 m viven de la agricultura migratoria y de subsistencia, básicamente en las comunidades de la vertiente Sur del parque, como Los Arroyos, Bella Vista, Higo Grande, El Mogote, entre otras. Existen empresarios en Los Arroyos que siembran mayormente aguacates de exportación.
Agriculture unknown unknown
Industry unknown unknown
Forestry unknown unknown
Others unknown unknown

e - Other relevant features

Scientific feature:


En el 2014 se ha encontrado un nuevo Bufo sp. para la Ciencia el cual se encuentra en este momento en etapa de descripción por la Sociedad Ornitológica de la Hispaniola (Brocca, pers. comm 2014).

Archaeological feature:


El patrimonio arqueológico del PNSdB ha sido poco estudiado. Sin embargo, varias cuevas con ocupación precolombina han sido reportadas (ver debajo). Sin embargo, es posible que no todas se encuentren dentro de los límites del Parque, para esto sería preciso tener su ubicación precisa o coordenadas. Morbán (1994) destaca 8 cuevas en el sur de la Sierra de Bahoruco, algunas sobre el karst de Jaragua, con alto contenido de pictografías y alguna incluso con restos humanos. Estas son: de la Manos (Jete) o de la Poza de las Abejas, de la Trituradora, de la “cañada de los Huesos”, Funeraria o de los Huesos, de Robinson Garó, de la Sábila o del Regalo, del Descanso y de las Caritas. Otras cuevas destacadas son la Cueva de la Malagueta, el Pociman Diablo, La cueva de la Vuelta de la Colmena y varias otras que se encuentran en la depresión del Hoyo Pelempito (Domingo Abreu - Ministerio Ambiente, pers. comm 2014). La cueva de las Manos tiene pictografías que representan pliegues o surcos palmares. También hay múltiples manos de diferentes tamaños cubiertas por carbonato o sales. Hay también abundantes lascas y núcleos de pedernal. La de la Trituradora cuenta con petroglifos antropomorfos, máscaras rituales, figuras de aspecto femenino gráciles, algunas semejando movimientos y otras estáticas. La de la “cañada de los Huesos” cuenta con pinturas rojas sobre superficies de caliza irregulares, todas en buen estado de conservación. Los motivos son figurativos-abstractos, y también complicados trazos geométricos. La cueva Funeraria o de los Huesos contiene abundantes huesos humanos esparcidos por el suelo, mezclados con huesos de animales actuales, posiblemente usados como alimentos por trabajadores campestres. Los huesos muestran destrucción por humedad. Algunos mostraban fracturas longitudinales y transversales. La de Robinson Garó es una cueva utilizada en la actualidad por aventureros y trabajadores, por lo que el suelo está cubierto de cenizas de fogones y el techo está ennegrecido por el humo. Hay un petroglifo taíno en la entrada. La de la Sábila cuenta con unos 50 petroglifos de distintos caracteres. Hay representaciones antropomorfas, zoomorfas, fitomorfas y símbolos mágico-religiosos. Para su elaboración se emplearon cinceles y luego se retocaron las incisiones. La cueva del Descanso es una sima de entrada pequeña, a nivel de suelo, con una serie de petroglifos antropomorfos, unos encima de otros, siete en total, y más abajo existen cuatro petroglifos en forma semi-escultórica similares a los de la cueva de la Sábila. Por último la cueva de las Caritas o la Solapa cuenta con abundantes petroglifos antropomorfos bien distribuidos (al menos 50). Sus motivos son variados, por lo que delatan la conjunción de diferentes etapas culturales.