La Caleta

Note: The data were entered in the language of the country of origin (English, French or Spanish) and there is no translation available yet.

Chapter 2. EXECUTIVE SUMMARY

Present briefly the proposed area and its principal characteristics, and specify the objectives that motivated its creation :

El Parque Nacional Submarino La Caleta, creado por el Decreto Presidencial No. 249 del 25 de Septiembre del 1986, y luego ratificado por la Ley Sectorial de Áreas Protegidas No. 202-2004, por la importancia y estado de salud de sus arrecifes de coral, así como destino para el buceo con tanque (SCUBA), y el uso de sus recursos pesqueros por la comunidad de La Caleta.

 

Esta zona de la costa sur Dominicana, posee condiciones especiales debido a su ubicación a Sotavento de la Península de Caucedo, lo que la protege de los vientos y oleajes predominantes del sureste. Se ha utilizado desde la época precolombina como lugar de asentamiento de comunidades humanas, e ideal para realizar actividades productivas como la pesca, navegación y más recientemente el buceo, y otros deportes acuáticos como el kayaking, natación en aguas abiertas, y paddle boarding. También debido a estas condiciones naturales, los arrecifes de coral crecen vigorosamente en aguas claras y poco contaminadas, sirviendo como refugio y criadero de especies marinas y especialmente de algunas con importancia alimentaria y económica. Debido a esto, y en tiempos remotos, los indígenas de la isla establecieron allí un poblado aparentemente numeroso, y mientras en otras regiones de la agreste costa sur dominicana no se encontraban pobladores, en La Caleta siempre existió un asentamiento humano autosuficiente.

Al final de la década del setenta, se encontró en La Caleta hallazgos arqueológicos de importancia, y esta localidad se incorporo al plan maestro urbano de la ciudad de Santo Domingo como parte del complejo del Aeropuerto Internacional de las Américas, ubicado en esta misma península (Caucedo). Así pues, el poblado fue trasladado de lugar, y donde este se encontraba, se construyó el Museo Arqueológico de La Caleta como parte del Parque Nacional del Litoral de Santo Domingo, que se extiende desde La Caleta hasta el Río Haina, a todo lo largo de la costa.

En 1986, La Caleta fue declarada Parque Nacional Submarino por el Decreto Presidencial No. 249 del 25 de septiembre de 1986 (luego ratificado por la Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales 64-2000 y asumido por la Ley 202-2004 sobre Áreas Protegidas).

Dada su importancia en ese momento, este parque fue concebido inicialmente como un parque de esparcimiento y buceo deportivo; apenas se pensaba en la importancia relativa que este cobraría en el futuro como vehículo de educación y fomento para la educación en los asuntos de conservación de la biodiversidad, recursos marinos y culturales.

El Parque Nacional Submarino La Caleta también comenzó a tener relevancia en las investigaciones científicas marinas, los estudios iniciales de biología marina se iniciaron en la década del 60 y 70 por el Centro de Investigaciones de Biología Marina (CIBIMA) de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) dirigidos por la Dra. Idelissa Bonnelly de Calventi.

Más tarde, en los años setenta y al incrementarse la afición por el buceo deportivo en el país, La Caleta se utilizó con mucho más intensidad por los buzos y aficionados a este deporte, y con la variante de pesca submarina con arpón, combinado con la pesca artesanal ya presente, se comenzó a diezmar los recursos pesqueros. En este mismo período, durante la construcción del Museo Nacional de Historia Natural y las exhibiciones de los ambientes marinos, los ambientes de arrecifes de coral de La Caleta fueron utilizados como modelos para los dioramas y exhibiciones de esa institución, allí se recolectaron organismos, tanto para la colección científica como para las exhibiciones de este museo.

El Grupo de Investigaciones Submarinas (GIS), en sus afanes de estudio de arqueología submarina, promovió conjunto al Museo Nacional de Historia Natural, el Museo del Hombre Dominicano, y la Comisión Nacional de Rescate Submarino, que La Caleta fuese convertida en el primer Parque Submarino del país, iniciándose esta acción con el hundimiento del barco de investigaciones arqueológicas "Hickory" donado por el Capitán Tracy Bowden, miembro del Grupo GIS. Más tarde, la Fundación Dominicana Pro- Investigación y Conservación de los Recursos Marinos, Inc. (MAMMA, Inc.), conjunto al Acuario Nacional (en ese momento en construcción) y la Marina de Guerra, realizan el hundimiento del buque patrullero "Capitán Alsina" en La Caleta. También en ese período se realizaron estudios de inventarios de especies efectuados por la Expedición CIBIMA/UASD, Departamento de Ciencias Marinas Universidad de Puerto Rico, y el Departamento de Recursos Pesqueros de la Secretaría de Estado de Agricultura.

En la década de los noventa, el Acuario Nacional y la Fundación MAMMA, Inc. concentraron sus esfuerzos para organizar el buceo deportivo y de esparcimiento que se realizaba en ese sitio, llegándose a firmar un acuerdo de cooperación y manejo de este parque entre la entonces Dirección Nacional de Parques (DNP) y la Fundación MAMMA, Inc. El mismo sirvió para inicialmente resaltar la situación del buceo y la interacción con la comunidad de pescadores, la pesca, y los efectos de estas actividades sobre las comunidades y hábitats de esta área protegida. Durante el transcurso de 1995 se colocó en el fondo del mar y próximo al "Hickory", una boya de petrolera donada por la Refinería Dominicana de Petróleo (REFIDOM). Esta acción se efectuó en trabajo conjunto de miembros de MAMMA, personal de REFIDOM y la Marina de Guerra.

Ya en la década de los 90, la Fundación MAMMA, Inc. Implementa proyectos de trabajo y acción comunitaria con objetivos específicos para el estudio y la conservación de los ambientes y ecosistemas marinos-costeros tropicales bajo el lema "Iniciativa para la Conservación de los Recursos Marinos y Áreas Protegidas de la República Dominicana." La Caleta fue escogida para iniciar los trabajos de esta iniciativa, proponiendo al Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y su Programa de Pequeños Subsidios a ONG/PNUD/UN, y el Fondo Pro-naturaleza (PRONATURA), un proyecto de estudio y evaluación, y elaboración de un plan de manejo para este parque submarino.

Luego de estas intervenciones, y luego del paso del Huracán Georges, el Parque entra en una fase de deterioro y abandono, llegando a colapsar la mayorías de las iniciativas anteriormente mencionadas, y aumentándose los impactos mayormente relacionados a la pesca y el buceo no regulados. Aunque para esa misma década, se instalan las primeras boyas de amarre en los sitios de buceo, para reducir los impactos producidos por las anclas de embarcaciones de buceo y de pesca.

Para mediados de la década del 2000, la Fundación Reef Check República Dominicana, selecciona el Parque Nacional Submarino La Caleta como sitio para implementar algunas estrategias y programas de conservación y manejo, solicitando al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales la firma de un acuerdo de co-manejo de esa área protegida, para lo cual se firma un acuerdo previo, el cual daría una fase probatoria a la relación de ambas instituciones. Y al cabo de un año de ese acuerdo, se llega a firmar el Acuerdo de Gestión Compartida entre el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Fundación Reef Check República Dominicana, para el manejo del Parque Nacional Submarino La Caleta, con el cual se conforma el consejo de co-manejo, el cual vela por la implementación de actividades de conservación y manejo, en apego a la Ley 64-2000 y la 202-2004.

Dentro de esta nueva fase de co-manejo de esa área protegida, Reef Check RD inicia un proceso de evaluación y monitoreo de los arrecifes de coral, usando mayormente personal voluntario y de la comunidad, usando el protocolo de monitoreo Reef Check, llegando a determinar el estado de salud de los arrecifes, e identificando las principales amenazas a esos recursos. Así como identificando a los grupos de usuarios de esos recursos, para comenzar un proceso de estructuración, entrenamiento y concientización de los mismos, dando origen a la Cooperativa de Pescadores y Prestadores de Servicios Turísticos de La Caleta (COOPRESCA). Esto conllevaría la fase inicial para un proceso de protección de los arrecifes, con la implementación de programas de pesca sostenible, financiados por el Programa de Pequeños Subsidios a ONG/PNUD/UN, el instituto de Pesca del Caribe y Golfo (GCFI, siglas en ingles), el cual dio origen a la realización de un viaje de intercambio con pescadores locales hacia varios parques marinos en México, dando como resultado un buen convencimiento para apoyar las acciones de conservación futura en La Caleta. También Reef Check RD, sostiene programas bien activos de donaciones corporativas e individuales nacionales e internacionales.

Dentro de las actividades de conservación y manejo regulares se pueden mencionar monitoreos de salud arrecifal regulares, implementación de programas de pesca sostenible como casitas de langostas y balsas de aguas abiertas, y el posterior inicio de iniciativas de manejo comunitario con financiamiento de la Fundación Interamericana (FIA), dando origen al Centro Acuático El Carey, el cual es operado por COOPRESCA, como una forma alternativa y de uso sostenible de los recursos, a los ingresos económicos que reciben de la pesca.

En la actualidad, el Parque Nacional Submarino La Caleta cuenta con un nivel de protección y conservación de los recursos marinos que han dado como resultado una mejoría en la salud de los arrecifes, mayores poblaciones de peces arrecifales, mayor cobertura de coral vivo, y una comunidad involucrada en el manejo del AMP, y con posibilidades reales de percibir beneficios económicos por el uso sostenible de los recursos.

El inicio de la base legal del Parque Nacional Submarino La Caleta, corresponde al 25 de septiembre de 1986, cuando esa zona fue declarada Parque Nacional Submarino por el Decreto Presidencial No. 249 del 25 de septiembre de 1986, luego ratificado por la Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales 64-2000 y mas tarde asumido por la Ley 202-2004 sobre Áreas Protegidas.

Mediante la Ley 202-2004, el Parque Nacional Submarino La Caleta, queda designado con los límites y superficie que se describen a continuación: se establece el punto de partida en las coordenadas UTM 429600 ME y 2035000 MN, de donde se continúa la delimitación en dirección noroeste pasando la línea de costa [sic] para tocar las coordenadas UTM 429850 ME y 2035450 MN, las cuales coinciden con el eje sur del camino que se proyecta de la carretera que va al aeropuerto y bordea la costa de punta Caucedo; de este punto se continúa el límite por el eje del referido camino que se convierte en carretera al llegar frente al aeropuerto hasta tocar la intersección con la autopista Las Américas, eje oeste de la carretera que va al aeropuerto y sur de Las Américas coordenadas UTM 427850 ME y 2040175 MN, de donde se sigue la delimitación en dirección oeste por el eje sur de la carretera Las Américas hasta tocar las coordenadas UTM 427125 ME y 2040350 MN, de donde se sigue la delimitación en dirección sur en línea recta hasta tocar las coordenadas UTM 427125 ME y 2040250 MN, de donde se continúa la delimitación en dirección oeste por la línea de costa hasta tocar las coordenadas UTM 225425 (sic) ME y 2040600 MN, de donde se sigue el límite en dirección suroeste en línea recta hasta tocar las coordenadas UTM 425325 ME y 2038950 MN, las cuales coinciden con la cota batimétrica de los 100 metros bnm continuando luego con la referida cota batimétrica hasta tocar el punto de partida en las coordenadas UTM 296000 (sic) ME y 2035000 MN.

 

El polígono antes descrito encierra una superficie de aproximadamente 12.1 Km2 localizado en la Provincia de Santo Domingo, específicamente dentro del territorio de la Junta Distrital de la Caleta, cuyo Municipio cabecera es Boca chica.

 

Actualmente, el Parque Nacional Submarino La Caleta esta manejado bajo un acuerdo de co-gestión, entre el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en conjunto con la Fundación Reef Check República Dominicana, y otras organizaciones gubernamentales, municipales, y comunitarias.

Explain why the proposed area should be proposed for inclusion in the SPAW list

La Caleta Parque Marino de 1986 fue creado por el Decreto Presidencial N º 249 de, y luego ratificado por la Ley Sectorial de Áreas Protegidas y Biodiverisity N º 202 firmado en 2004, esta zona fue declarada área protegida dada la importancia y la buena salud relativa de los arrecifes de coral en esa zona y su importancia como destino de buceo (sCUBA), también es un sitio cultural importante para el pueblo Taino, y se utilizan en la actualidad por los pescadores locales en la comunidad de La Caleta. 

A pesar de su condición jurídica, y la presencia de autoridades locales en el AMP La Caleta, la protección real nunca fue implementada, los pescadores locales continuaban como de costumbre, y los buceadores recreativos que utilizan el parque como su patio de recreo para la pesca submarina con arpón. 

Fue durante 2006-07 que Reef Check DR selecciona La Caleta MPA como sitio de demostración para aplicar las medidas de conservación marina, y demostrar a la población local que éstos se beneficiarán de la conservación más de las prácticas extractivas actuales. Se firmó un acuerdo de gestión entre el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y RCDR. Y con el apoyo de muchas instituciones y agencias locales e internacionales, varias actividades de gestión comenzaron a ocurrir. Reef Check reconociendo los avances iniciales y su posterior seguimiento, se llevó a cabo (sigue siendo vigente hasta la fecha), un plan de zonificación y área de no pesca fueron acordados por los pescadores locales y buzos, y boyas de demarcación (y amarres) se establecieron en el lugar, para indicar claramente los distintos usos y utilización del parque, y dando a los usuarios la posibilidad de no utilizar sus anclas al visitar los sitios de arrecifes. 

Dado que la pesca fue el impacto principal, RCDR comenzó a colaborando con el grupo de pescadores locales y comenzó a darles un poco de estructura, en forma de una cooperativa de pesca y buceo, y más capacidad en las prácticas de pesca sostenibles, medios de subsistencia alternativos, y varios intercambios de pescadores a nivel local y hacia y desde la República Dominicana a otros países en el Caribe. Además, el sector privado era comprometerse a participar mediante la asociación con RCDR para implementar algunos de estos proyectos. 

Sólo después de algunos años, la población de peces comenzó a mostrar signos iniciales de recuperación, también la cobertura de coral comenzó a aumentar, y los pescadores comenzaron a recibir más fondos procedentes del turismo, y las prácticas de pesca sostenibles, incluyendo la venta y comercialización de los peces león a los mercados locales y restaurantes . 

Dado el éxito inicial relativo, este modelo de gestión basado en la comunidad fue utilizado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales como un modelo de gestión estándar para aplicar a otras áreas marinas protegidas en el país, y este modelo ha sido utilizado como un catalizador para otros las comunidades costeras para replicar y adoptar. Esto ha dado lugar a nuevas actividades de conservación y gestión, incluidos los viajes de intercambio por miembros de la comunidad, siendo implementados en otras áreas de la República Dominicana por RCDR como pasos iniciales de una manera más práctica de la gestión de las zonas marinas protegidas en el país. 

RCDR y La Caleta también han participado en las redes internacionales, al involucrarse y colaborar con la Iniciativa Internacional para los Arrecifes de Coral (ICRI, siglas en inglés), el Área de Red de Administradores Marinas Protegidas del Caribe (CaMPAM, siglas en inglés) y las Redes Global de Monitoreo de Arrecifes de Coral (GCRMN, siglas en inglés), entre otros . 

Hasta ahora, La Caleta MPA, a pesar de las muchas limitaciones y dificultades, ha mostrado la mejor salud de los arrecifes de todo el país, y se ha demostrado que las comunidades locales, que la conservación y gestión del medio marino pueden pagar en el corto-medio plazo, y que medidas prácticas y comunitarias de gestión pueden dar vuelta a un parque de papel en un MPA funcional

According to you, to which Criteria it conforms (Guidelines and Criteria B Paragraph 2)

Representativeness
Conservation value
Naturalness
Critical habitats
Diversity
Connectivity/coherence
Resilience

Cultural and socio-economic criterias

Productivity
Cultural and traditional use
Socio-economic benefits