Parque Nacional Guanahacabibes

Note: The data were entered in the language of the country of origin (English, French or Spanish) and there is no translation available yet.

Chapter 5. CULTURAL AND SOCIO-ECONOMIC CRITERIA

(Guidelines and Criteria Section B / Cultural and Socio-Economic Criteria) Nominated Areas must conform, where applicable, to at least one of the three Cultural and Socio-Economic Criteria. If applicable, describe how the nominated site satisfies one or more of the following three Criteria (Attach in Annex any specific and relevant documents in support of these criteria).

Productivity:


El área protegida ayuda a conservar, mantener y restaurar procesos naturales que contribuyen a aumentar la abundancia de los recursos naturales usados por los humanos y, por consiguiente, contribuyen al desarrollo sostenible regional.

El área protegida contiene formaciones boscosas altamente conservadas, las cuales constituyen fuente de alimentos para la fauna local, generando un incremento de la abundancia de producciones como la miel de abeja y productos derivados y un aporte a las producciones agropecuarias locales.

Los manglares altamente conservados de la costa Norte aseguran una alta productividad del ecosistema y con ello el incremento de la disponiblidad de peces y otras especies de uso por la pesca comercial en las zonas contiguas al área protegida.

El área marina protegida tiene conectividad con zonas de pesca, existiendo derrame de especies de peces e invertebrados de importancia económica hacia estas zonas. De igual forma la productividad del ecosistema de arrecifes coralinos asegura la presencia de una gran variedad y abundancia de la fauna local, lo cual se revierte en aumento de los valores del sitio como zona para el buceo contemplativo.

La alta riqueza de especies de moluscos marinos reportados en la zona marina del Parque Nacional, en su gran mayoría con desarrollo larvario planctotrófico, confiere al área protegida una singular importancia como centro de emisión de larvas de especies antillanas y caribeñas hacia el Golfo de México y los cayos y costas continentales de Norteamérica.

Cultural and traditional use:


El área protegida tiene un valor especial en un contexto regional para la conservación, mantenimiento o restablecimiento de la productividad y la integridad biológica de los recursos naturales que proveen actividades culturales o tradicionales sostenibles para las comunidades locales.

El área protegida provee oportunidades para la realización de actividades tradicionales como son el uso de guano de costa para la elaboración de elementos artesanales.

Los pobladores locales cultivan las leyendas relacionadas con tesoros escondidos en la zona litoral de la península, lo que se relaciona con la presencia de piratas y corsarios que durante los siglos XVII y XVIII emplearon algunos sitios del territorio como refugio y centro de sus operaciones en el Caribe.

Socio-economic benefits:


El área protegida tiene un valor especial en un contexto regional para la conservación, mantenimiento o restablecimiento de la productividad y la integridad biológica de los recursos naturales que proveen beneficios económicos o sociales para diferentes grupos de usuarios.

Actividad apícola:

Se realiza por una Cooperativa Apícola en las áreas de uso público de la zona litoral. Se basa en la rotación periódica de los apiarios para aprovechar el ciclo de floración de las distintas formaciones vegetales de la península. Se dedica a la producción de miel, cera, polen, propóleos y crianza de reinas para fomentar nuevos apiarios.

La apicultura constituye el segundo renglón de importancia económica del bosque, con la ventaja sobre la actividad forestal de no ser una actividad que degrada visiblemente el medio natural, aunque su impacto ecológico es aún indeterminado.

En los bosques del Parque Nacional existen 132 especies melíferas, de los cuales 71 son de cosechas y el resto de sostenimiento, aunque realmente el potencial melífero está constituido por 36 especies de las que el 80% aporta miel de primera clase.

La formación vegetal que mayor número de especies melíferas tiene es el bosque semideciduo, el cual es a la vez el predominante en Guanahacabibes. Este hecho, unido a las características geográficas de la región facilita que la distribución espacial de los apiarios existentes cubra todo el territorio, teniendo en cuenta que el radio de acción de las abejas es de 5-6 km y que su ubicación sea permanente a lo largo del año.

En los últimos años se ha verificado un significativo incremento de los niveles de producción de miel de abejas y productos asociados, determinado entre otros factores por una gestión más eficiente de los apiarios.

Actividad turística (buceo contemplativo):

Esta actividad aprovecha paisajes sumamente atractivos con sectores de playas que alternan con tramos de costas acantiladas con amplias visuales hacia el mar y otros paisajes terrestres vecinos, los fondos marinos son de incalculable valor para el buceo por el encanto de su geomorfología, las formaciones coralinas y la amplia y variada fauna acuática.

La actividad actual se dirige hacia modalidades de bajo impacto antrópico como el buceo contemplativo en las formaciones coralinas del litoral Sur, actividad esta de creciente demanda.

Esta actividad se complementa con facilidades de hospedaje, restaurantes y servicios extrahoteleros en el Centro Internacional de Buceo María la Gorda, en la Villa Cabo de San Antonio y en la Marina Los Morros, bajo administración del Grupo Gaviota.

En el área marina del Parque Nacional se explotan 21 puntos de buceo que se diseñaron sobre la estructura arrecifal, la cual presenta una elevada diversidad marina y un relieve muy accidentado (camellones y canales con umbrales muy altos), siendo representativos de Cuba y el Caribe. En la zona de buceo se cumplen con todas las regulaciones establecidas por el parque nacional y las concebidas para zonas de buceo a nivel internacional. Todos los puntos cuentan con boyas de amarre, además de las boyas de fondeo para las embarcaciones. El número de visitantes buzos varía de 5 000 a 7 000 al año, los cuales no sobrepasan la capacidad de carga establecida para la zona por el área protegida. Esta opcional turística brinda un gran aporte económico para Cuba.

Actividad turística (senderismo):

Se realiza en áreas naturales o con bajo grado de modificaciones antrópicas para aprovechar los atractivos y altos valores de la flora, la fauna y los paisajes en la Península. Actualmente se realiza el senderismo y recorridos en limitadas áreas de uso público del Parque Nacional, bajo la conducción de guías especializados de esta entidad. El número de visitantes a los 3 senderos ecoturísticos en explotación alcanza unos 2 000 turistas al año, con lo cual está asegurado que no se sobrepasa la capacidad de carga diseñada para cada sendero.

Actividad de pesca de subsistencia:

El área marina del parque se encuentra zonificada, en la misma existe un sector (La Bajada – Uvero Quemado) diseñado para la pesca de subsistencia solo a cordel y anzuelo para los habitantes de la comunidad costera de La Bajada. Esta pesca se intensifica durante los periodos de reproducción del pargo criollo. En el área existe un estudio para establecer cuotas de capturas dirigidas a esta especie. Esta pesca le reporta beneficios a la comunidad local.

Uso tradicional de elementos de la vegetación litoral:

En la comunidad local existen pobladores que colectan el guano verde en el litoral costero, lo ponen a secar y después confeccionan amarres que se usan para amarrar el tabaco y ponerlo a secar.